Zoom: Objetos perdidos bajo la lupa

Volvimos a clases y ahora Melina Santiago desde la Casa Natal de Sarmiento nos cuenta el proyecto Objetos bajo la lupa, que consiste en una propuesta didáctico-pedagógica que se ofrece a los docentes para trabajar con los alumnos antes de la visita y la experiencia en el Museo se llena de sentido para todos.

Por Lic. en Turismo Melina Santiago.


¿Por qué Sarmiento escribía tan raro? ¿Cómo era la relación con su familia? etc., etc...
Son algunos de los interrogantes que los chicos se plantean al iniciar el proyecto educativo “Objetos perdidos bajo la lupa”, un proyecto que surge del Museo y Biblioteca Casa Natal de Sarmiento en el año 2014, en el afán de mejorar la experiencia y participación de los niños en sus visitas.





El proyecto consiste en enviar a la escuela una carta escrita a pluma, el Museo propone cuatro temáticas que el docente desarrollará con los alumnos; La gobernación de Sarmiento en San Juan, su aporte en la literatura, el arte, el proceso de hilados o la elaboración de dulces.
La carta llega a la escuela y los alumnos comienzan con el proceso de investigación. Una vez que culmina esta etapa, los chicos visitan el museo, y hemos observado que la participación de los niños es mayor durante el recorrido, como así también su motivación para describir como llego misteriosamente la carta a la escuela, la dificultad para leerla por la forma de escribir que tenía Sarmiento, y todo lo que investigaron e inclusive la comparación que hacen con el presente, la participación de los niños es tan grande que han llegado a “retarnos”  diciendo que tengamos más cuidado para que las cartas de Sarmiento no se nos vuelvan a perder.

Con esta propuesta el Museo materializa la historia a través de una carta, y como el contenido es una transcripción real, los alumnos pueden no solo conocer sobre la temática seleccionada por la docente, sino las formas lingüísticas de la época y sobre todo, descubrir otras facetas de Sarmiento, sus preocupaciones por el bienestar familiar, sus gustos y sus intereses variados. Al respecto Celina Rodríguez, una maestra que desarrolló el proyecto durante el 2015 comenta lo siguiente “con este proyecto hemos podido lograr eso, vivir la historia desde otra óptica, que no sea un libro sacarlos a experimentar, a observar, a ver que Sarmiento fue un hombre, no verlo como un prócer lejano, y que los chicos puedan ser partícipes de la historia”.



Con respecto al desarrollo del proyecto Natalia Riveros, expresa la curiosidad que generaba en los chicos el hecho de recibir una carta “escrita por Sarmiento con pluma” estimulándolos a investigar jugando “los chicos se dedicaron a investigar, a través de la carta que nos tocó, en todo momento tuvieron muy buena perspectiva para preguntar y para investigar y ahora con la visita y la ayuda de Uds. se les le han disuelto mucha de las dudas que surgieron en la investigación”.




Comprendemos la importancia de trabajar en conjunto con las instituciones educativas por esta razón  proponemos este tipo de actividades que promueven la participación y aprendizaje activo como herramientas complementarias para que los docentes puedan aplicar a su currícula y facilitar la transmisión de contenidos, como así también que los chicos se sientan partícipes del Museo y su experiencia en la visita sea memorable.



Continuaremos compartiendo desde San Juan los proyectos educativos del Museo y Biblioteca Casa Natal Sarmiento.


Zoom: "Retoños"

Proyecto entrega de retoño de la Higuera Histórica
Laura Sánchez


Al ingresar al Museo y Biblioteca Casa Natal de Sarmiento, encontramos en su patio central la higuera histórica, rememorando la escena que describe Sarmiento en su libro  Recuerdos de provincia, lugar elegido para leer sus primeros libros y acompañar a su madre en el arte del tejido a telar.

La Higuera se ha convertido en un símbolo sarmientino indiscutible, es así que desde el Museo contamos con un proyecto de vinculación con la comunidad otorgando un  retoño a las instituciones educativas y culturales de la Argentina y el extranjero que lo soliciten.


OEA -Washington
De esta forma los retoños dan presencia universal a Sarmiento convirtiéndolo en patrimonio intangible de esta vertiginosa historia.
Los vástagos de la histórica higuera son entregados a las instituciones desde el año 1965, en esa ocasión fue para la Unión Panamericana- OEA, su plantación se realizó en Washington, con motivo de la celebración del Día de las Américas, el embajador de la argentina ante la Organización de los Estados Americanos, Dr. Ricardo Colombo plantó en los jardines un retoño.


Nerja - España

Otro de los retoños destacados fue entregado en el año 2000 a Nerja, España, el mismo fue plantado en un parque que lleva el nombre del maestro de América.
En el año 2014, una docente de 4to grado de la escuela Gervasio Méndez de Gualeguaychú, Entre Ríos, visitó el museo con sus alumnos en el marco del proyecto “Gualeguaychú me Gusta” y llevó un retoño a su escuela.




Proyecto “Gualeguaychú me Gusta”
Para solicitar un retoño, los interesados deben enviar una nota especificando el motivo. Al hacerse efectiva la entrega se acompaña de una placa de autenticidad y un certificado firmado por el Ingeniero agrónomo Santiago Marcuzzi quien además se encarga del cuidado y conservación de los mismos.
El Museo y Biblioteca Casa Natal de Sarmiento contribuye activamente en la valoración patrimonial y su difusión, en este sentido la entrega de los retoños es uno de los proyectos más simbólicos.  A muchos de nosotros seguramente la higuera de la Casa Natal de Sarmiento nos remite a algún cuaderno de primaria, donde quedó plasmada la imagen del nene Domingo, su madre y la historia de su familia.



Para comunicarse con el Museo y Biblioteca Casa Natal Sarmiento en San Juan: info@casanatalsarmiento.gob.ar

También podemos encontrar en el Museo Histórico Sarmiento que se encuentra en el barrio de Belgrano de la Ciudad de Buenos Aires un retoño de la casa natal. No se lo pierdan!


Para visitar el Museo Histórico Sarmiento en Cuidad de Buenos Aires, dirección Juramento 2180.

Los esperamos!

¡En estas vacaciones de invierno vamos a San Juan!

La Casa Natal de Sarmiento abre sus puertas

Por el Equipo Educativo de Casa Natal de Sarmiento - Museo y Biblioteca
Editado Eva Llamazares

Queremos invitarlos al Museo Nacional que se encuentra en la ciudad de San Juan y como muestra la imagen podemos conocer al equipo en el corazón del patio central donde está la higuera de Doña Paula, mamá de Sarmiento, que tejía parte de nuestra historia a su sombra. Ahora en el año del Bicentenario de nuestra Independencia crece la bandera desde sus raíces.


De izquierda a derecha Laura, Martha, David, Mónica Arturo (Directora), Arturo, Melina y Belén. 

Entre los Museos Nacionales del Ministerio de Cultura de la Nación se encuentra la casa donde nació Sarmiento y quienes trabajan en el museo y biblioteca desarrollan diferentes proyectos para acercar y llevar el espíritu de este hogar con sus protagonistas a lugares impensados. Los invitamos a leer los próximos zoom dónde este equipo apasionado nos contará las acciones que realiza.

Si quieren conocer sobre el museo más info.
Facebook

¡Hasta Pronto!



Últimos días para inscribirse

Se abrió una segunda cohorte de la Diplomatura en Educación en Museos de la Universidad Abierta Interamericana. A fin de mes cierra la inscripción así que quedan unos días para inscribirse.

Acá va el enlace para que se den una vuelta e investiguen: Diplomatura en Educación en Museos

Los profesores?
Silvana M. Lovay
Joan Santacana
Mabel G. Albondanza
Mercedes Pugliese
Tánia Martínez Gil


REMCAA 2016

Queremos invitar a todos a sumarse a las reflexiones que proponemos para este año, centrarnos en los temas que creemos más importantes y desde ahí proyectarnos en este entramado de colaboraciones y red que sostiene y visibiliza.

Los esperamos para juntos continuar dándole sentido a nuestra práctica!!!



Valeria Traversa
Remcaa 2016, Acuarela

ZOOM: "Cuaderno Abierto. Apuntes de los inicios de un proyecto educativo IV"

Por Cecilia Pitrola
editora: Florencia González de Langarica
zoom, acrílico de Valeria Traversa

Salas-Taller: Espacios de encuentro e intercambio, para descubrir, jugar, conocer y hacer.

Además de desarrollar propuestas y acciones itinerantes, como los recorridos de visitas guiadas por el edificio y las exposiciones, el área de Educación del CCK cuenta con un espacio físico en el edificio: una serie de salas en el cuarto piso del área industrial.   Para estas salas, con Mercedes Elgarte, ideamos espacios donde los visitantes tuvieran la posibilidad de hacer un alto en el recorrido para adentrarse en el descubrimiento de la materialidad y el lenguaje específico de las distintas disciplinas artísticas en las que se despliega la programación de esta institución (música, artes plásticas,  fotografía, arte correo, diseño). Buscamos que ese “descubrir” se produzca a través del hacer, y que ese hacer no sea completamente pautado por la propuesta educativa, sino que haya un margen abierto para la pregunta, la decisión, la búsqueda de la propia solución, para dar lugar a la creatividad.

A la hora de llevar a la práctica las propuestas diseñadas para estas salas nos propusimos varios objetivos y se nos planteó más de un desafío. Entre ellos, el de conciliar nuestra intención de generar una experiencia significativa, relevante, participativa, personalizada,  con la realidad de que nos pueden visitar 500 personas por día en cada sala. Por ese motivo, no alcanzaba con planificar actividades que fueran para un cupo de 30 personas, porque quedarían demasiadas afuera. Por otro lado, las propuestas que desarrolláramos tenían que resultar interesantes tanto para chicos como para grandes, porque el público que nos visita los fines de semana es, en gran medida, de grupos familiares. Buscamos, además, que algunas de las salas del cuarto piso fueran un espacio donde realizar una pausa en el recorrido del Centro, ofrecer a los visitantes no sólo una actividad, sino un ambiente, un espacio de encuentro y de intercambio con otros.

Así fue como las salas se convirtieron en espacios más “híbridos”: salas de taller, pero también en lugares para estar con exposiciones u objetos que invitan al público a interactuar, a explorar y descubrir la materialidad de las artes, las posibilidades que ofrece cada material, cada técnica, así como principios (ópticos, sonoros) en los que se basan las distintas artes. Entonces, combinamos propuestas de taller dirigidas por artistas o talleristas.

Estos talleres, podrían ser de una hora de duración con cupo limitado, tenían un comienzo y un final, una consigna específica y una producción concreta; o eran propuestas de taller más libre. Ponemos a disposición un espacio, materiales, una temática y un ambiente propicio para la creación, para que el público explore y haga de manera autónoma, dándole a esa actividad la forma y duración que quiera, y habilitando un espacio para encontrarse haciendo con la familia, con amigos, grupos o con otros visitantes. Para esas actividades más autónomas, hay educadores en sala que están disponibles para acompañar a los visitantes.

Aquí un breve resumen de las salas-taller que inauguramos entre junio y noviembre de 2015:

Sala Letras espaciales  
Por el correo han circulado millones de palabras escritas a lo largo de décadas, ha sido y es un gran lugar de tránsito de palabras de todo tipo: amor, desdicha, alegría, etc. Las palabras, además de ser portadoras de ideas o tener significados, son cosas: están hechas con materiales que permiten delinear y moldear formas diferentes, tienen texturas, relieves y  colores. De esta manera, las palabras asumen y ocupan un lugar en el espacio, en la hoja de papel de golosina, en la pared de una calle, en una lata de gaseosa o en un cartel luminoso. Tienen formas específicas de presentarse a los ojos, a nuestra mirada, maneras de ser desplegadas en el espacio como un objeto más.

En este taller propusimos explorar distintas tecnologías de la palabra y la escritura. Explorar cómo las técnicas y materiales modifican las formas de las palabras. A través de técnicas de esténcil, dibujo, grabado y collage se invitaba a los visitantes a jugar con el diseño y la visualidad de las letras y palabras, de manera libre. El taller a cargo de Defrenéticas (Lucía Soto y Mariela Monsalve, diseñadoras y artistas) proponía a partir del juego, crear letras tridimensionales de gran escala. Por medio de módulos, encastres, cartón y diversos materiales, se invitaba a explorar un sin fin de posibilidades en el proceso de armado intuitivo de letras,  palabras y mensajes. Cada familia que pasaba por el taller realizó una letra, de manera que en cada taller se produjo una palabra, que junto a las palabras creadas otros días por otros visitantes, fueron conformando una frase que se exhibió en la sala.
Letras, palabras y oraciones construidas por los visitantes
a lo largo de varios talleres
taller de letras espaciales
Frases armadas por los visitantes
en un muro participativo imantado con palabras
Mientras no había taller, en la sala funcionaba una “Fábrica de letras” donde pusimos a disposición diversos materiales, letras de distintos tipos, materiales y colores, e incluso una prensa grabado asistida por los educadores para que cada uno explorara y armara su composición o poesía visual, probando diversas técnicas de grabado y collage.


Sala Hacelo sonar
Esta sala invita a recorrer una muestra interactiva de instrumentos musicales del grupo Hacelo Sonar, que reflejan el complemento de ideas, el trabajo en equipo y la permanente búsqueda de diferentes sonidos a través de materiales accesibles.
Ensamble de tambores construidos por chicos y grandes

Chicos con guitarras construidas por ellos mismos con materiales cotidianos 
Durante el taller se invita al público a construir diversos instrumentos a partir de materiales descartables o en desuso para finalmente explorar su musicalidad y ensayar un breve ensamble colectivo junto a los demás participantes.


Sala Taller de Arte
Un espacio de taller libre que ofrece a chicos, y no tan chicos, una oportunidad para el juego y la creación artística con diversos materiales, así como la exploración de diversas técnicas de las artes visuales de la mano de las talleristas. Esta sala se complementa con un espacio de juegos artesanales de madera desarrollados por Hernán Lira
Desde la ambientación y el mobiliario (pufs, alfombras, asientos) esta sala es un espacio que combina la posibilidad de taller con la invitación a estar, a hacer un alto en el recorrido del Centro Cultural. Es el espacio donde los chicos deciden (aunque nunca se nos haya ocurrido proponerlo) sacarse los zapatos.
familias en espacios libres de taller en la Sala Taller de Arte

chicos jugando en el sector ludoteca de la Sala Taller de Arte
Sala Ponele tu sello
familias trabajando en la sala  Ponele tu sello,
con Laura Nieves
Al inaugurar el Centro, el arte correo se convirtió en un puente casi ineludible entre el pasado del edificio como Correo Central y su función actual. Como complemento de las salas de exposiciones permanentes de arte correo, en el cuarto piso invitamos a chicos y grandes a explorar el mundo del correo postal y su circuito, donde la información no sólo viaja en el texto sino también en las imágenes, texturas, colores y olores.

Sala Ponele tu sello durante un jueves a la tarde
 cuando no hay taller
Partiendo de los conceptos en los que se apoya el “arte correo”, la propuesta es que los visitantes puedan experimentar desde la producción de las herramientas de trabajo (sellos, postales, estampillas, etc.), un acercamiento a las artes gráficas, el trabajo colaborativo y la sorpresa de recibir una carta, agregándoles el valor de su impronta personal.  En la sala se dictan talleres creativos de Arte Correo, a cargo de Laura Nieves, y talleres de diseño de tarjetas postales ATC, por Xiomara Zapata.




Laboratorio de ilusiones ópticas
Esta sala es una invitación a desandar parte del camino que conduce a los orígenes del cine y de la fotografía; a descubrir sus principios ópticos y químicos a través de experiencias de producción y laboratorio, y  de la exploración de diversos dispositivos precursores del cine que conjugan ciencia e ilusión.
Vista de sala laboratorio de ilusiones ópticas

La fotografía y el cine son, desde el punto de vista técnico, cada día más cotidianos, más fáciles de producir, editar y publicar. Sin ir más lejos, el teléfono celular nos permite llevar las herramientas de registro fotográfico y audiovisual en el bolsillo. Pero ¿cómo se forma la imagen en el interior de la cámara fotográfica? ¿cómo es posible capturarla e imprimirla en un papel? ¿Cómo se explica la ilusión de movimiento generada a partir de una sucesión de imágenes fijas?

Estas son algunas de las preguntas que pueden responderse a través de la exposición interactiva de dispositivos ópticos del Laboratorio de ilusiones ópticas y de las experiencias de taller de fotografía estenopeica y de fotogramas, que se desarrollan en la sala.
Se realizaron especialmente para este espacio, una pequeña cámara oscura (Colectivo Atalalata) y seis objetos ópticos pre cinematográficos: un praxinoscopio, un zoótropo, dos visores estereoscópicos, un peep show, un mutoscopio y un teleidoscopio (Andrés Guerberoff).

Visitantes interactuando con los dispositivos ópticos pre-cinematográficos de la sala
Paredes que hablan y escuchan: un espacio de intercambio entre visitantes 
Exhibición en sala Ponele tu Sello de estampillas diseñadas
por los visitantes
Una persona que se instala un largo tiempo a escribir una carta; un niño haciendo un solo de percusión,  o un ensamble de 40 visitantes (chicos y grandes) con tambores hechos por ellos mismos; una pequeña muestra de fotos del CCK realizadas por nuestros visitantes con cámaras estenopeicas hechas de cajas y latas; una pared donde los visitantes nos dejan la impresión de los sellos que diseñaron ellos mismos en la sala de Arte Correo; mensajes donde interactúan visitantes de distintas edades; e infinidad de juegos, conversaciones, descubrimientos, momentos que no necesariamente quedan plasmados en un objeto pero que quizás son una chispa capaz de encender preguntas, sembrar inquietudes o intereses,  abrir nuevas posibilidades en torno al potencial de los materiales, pero fundamentalmente del arte, como un campo fértil para el pensamiento, la creatividad, la producción y el conocimiento.

sobres intervenidos por visitantes
En cada sala, buscamos que las paredes hablen por boca de sus visitantes,  como una manera de escucharlos. Destacamos un espacio para que tengan la posibilidad de mostrar sus trabajos, escribir un mensaje, dejar su impronta, dialogar con los que estuvieron antes, con los que vendrán después y con el Centro Cultural, de mostrarse, identificarse y a veces encontrarse el otro.

Las salas fueron ambientándose y haciéndose más cálidas a medida que el público fue dándoles vida.
Vista de Sala Letras Espaciales
con frases y tipografías diseñadas por visitantes
En ese sentido, buscamos que una parte de la propuesta  fuera una “hoja en blanco”,  que fuera tomando forma y color con la voz y la expresión de los visitantes.








Estas salas, se convirtieron en espacios muy habitados por nuestro público. Abrimos una puerta y los invitamos a entrar, a sentarse, a quedarse, a apropiarse un poco del espacio y de las propuestas educativas. Cuando uno abre esa puerta y deja un margen para lo imprevisto se sorprende a veces con la magia de los resultados.
Fotografías estenopeicas tomadas, reveladas y exhibidas
 en la sala Laboratorio de ilusiones ópticas
Dibujos realizados y exhibidos 
por pequeños visitantes de la Sala Taller de Arte
Sellos diseñados por los visitantes y estampados
 en las paredes de la sala Ponele tu Sello
Como cierre, sólo agradecimientos. Como equipo, nos sentimos muy afortunados y agradecidos por haber tenido la oportunidad de formar parte de este proyecto desde su inauguración. Fue un año de intenso trabajo, esfuerzo y gratificación. El trabajo compartido en estas notas fue llevado adelante por un GRAN equipo que trabajó con mucha pasión, compromiso y profesionalismo. ¡Por más!

Equipo:
Coordinación y desarrollo de contenidos: Cecilia Pitrola y Mercedes Elgarte.

Coordinación de visitas guiadas: Laia Ros Comerma (equipo familias y  grupos escolares); Florencia Diment (equipo Artes Visuales y Literatura); Paula Torena (Supervisión visitas guiadas del edificio); Federico Baggio (Responsable Visitas Institucionales)
.
Educadores de visitas guiadas: Florencia Bonomi, Verónica Lanata, Mora de Vincentis, Gonzalo Lagos, Lucrecia Lionti, Cecilia León, José María Seoane, Eluney Caputto, Carolina Loj, Paula Miranda, Xiomara Zapata, Gabriela Miró, Ricardo Serón, Florencia Blanca, Mariana Gonzalez de Langarica, Laura Jamui.

Educadores de Salas-taller: Silvina Yesari, María Eugenia Miraldi, Sergio Artola, Ana Wolpowicz, Ana Piasek, Ayelen Rodríguez, Maricel Rodriguez Clark, Catalina Boccardo, Martin Castro, Eliana Di Bussolo.

Montaje de las salas-taller: Ricardo Serón y Sergio Artola.

Talleristas convocados: Laura Nieves, Grupo Hacelo Sonar, Defrenéticas (Lucía Soto y Mariela Monsalve), Colectivo de fotografía estenopeica ATALALATA, Estrella Herrera.